Gran Sabana no postal

Mi madre siempre dice que vivo "en el fin del mundo". Yo vivo en la Gran Sabana, en el sureste extremo de Venezuela, en un sitio tan distante
y tan distinto que hasta se me ocurrió quedarme a vivir. Los invito a conocer esa Sabana que experimento en mi cotianidad: la Gran Sabana no postal.

martes, 8 de marzo de 2011

OVNIS sobre la Sabana

Una nube de colores sobre Puy podría esconder una nave (Fotografía de Tewarhi Scott).

Cae la noche y una bóveda oscura cubre la Sabana. La luz que desprenden las seismil  casas y algunos comercios desde Santa Elena, la capital municipal, apenas perturba la oscuridad del cielo tapizado de estrellas, planetas, constelaciones y, eventualmente, cruzado por un satélite o algún avión. Los demás son pueblos pequeños: El Paují, Ikabarú, Pacaraima, al otro lado de la frontera; sus reflejos son nulos en medio de semejante espectáculo celeste. Acostumbrados, muchos de los de aquí saben diferenciar entre un satélite y un avión y, por supuesto, reconocer un Objeto Volador No Identificado (OVNI).

“Qué si la luz es más intensa; qué si dentro de un rato va a desaparecer; qué si está en formación con aquellas otras dos luces y, de inmediato, se va a fusionar”, así se expresan quienes desde siempre han pasado muchas de sus horas nocturnas mirando al cielo, en lugar de mirar televisión.

En Rápidos de Kamoirán, en Kumarakapay, en Santa Elena o El Paují, en cualquier puesto en donde se venda un mapa de carreteras o de la Ruta Gran Sabana uno menos convencional se halla solapado: el Mapa OVNIS en la Gran Sabana de Roberto Marrero, el ufólogo más reconocido del patio.

Dentro de la bolsita -con cierre mágico- un folleto acompaña al material principal. En el librejo, Marrero exhorta al lector a “abrir su mente antes de ver el mapa”; explica la conexión entre la Gran Sabana y los principales centros arqueológicos del planeta; expone acerca de los triángulos y las ciudades intraterrenas; ventila la misión de los hermanos superiores acá y, finalmente, reseña los avistamientos y fenómenos indicados en el plano. Dice que son relatos recopilados en años de recorridos por la tierra de los tepuyes.

En el mapa sobresalen una serie de íconos: avistamientos diurnos, avistamientos nocturnos, naves madres  nodrizas, bolas de fuego voladoras, bases subterráneas, portales dimensionales, sitios desde donde las personas dicen haber sido paseados en naves o haberse topado con algún ser extraterreno.

Aún la Gran Sabana es uno de los destinos de avistamiento de OVNIS menos publicitados, pero cada vez se instala con más fuerza en la lista que encabezan Rosswell y Nevada, Escocia y San Clemente.

En Youtube ya se consiguen los testimonios de algunos de los testigos sabaneros: Santiago, Esteban, Roberto. Son materiales subidos por “platilleros” que vienen a estos predios a pescar historias, a corroborar.  Se van con algunas de las tantas, muchas otras son dominio exclusivo de los más viejos del lugar.

En Santa Elena, hay quienes aseguran haber conocido a seres de la quinta dimensión. Aquellos que, en cumplimiento de una misión, encarnaron y luego se fueron dejando entre nosotros a sus hijos mestizos. Tal vez por eso, en las noches oscuras muchos miran al cielo. “Porque nos aseguraron que algún día regresarán o ya están por aquí, pero no todo el mundo sabe que son ellos”.







15 comentarios:

mario dijo...

Que grande eres Morerore, que talento tienes para describir las cosas más sencillas!

Julieth dijo...

Nunca vi uno, quizás porqué los terrestres de esas latitudes me deslumbraron más, pero More me hiciste revivir miles de noches tendida a la luna o las estrellas! Borracha de noche, ebria de nocturnidad en el mejor espacio. Con Roberto además de las fechas de cumpleaños siempre me han unido las causalidades... En fin, rico leerte. Besos a tu hermoso Jardín familiar, incluído el Teba...

Gandhi dijo...

Excelente More, es muy grato leer tus crónicas. Saludos a todos.

Morelia Morillo dijo...

Gracias a Mario, Julieth y Gandhi por leer y comentar. De mi lectora y colega no me extrañaría un amor extraterreno. Saludos.

facebook dijo...

Me encanta como está escrita More...Excelente!!! Besos

Maria Teresa Mora dijo...

Que bueno More, haces que uno se traslade y se conecte con tus historias. Saludos y besos a las bebes!

Morelia Morillo dijo...

Gracias mi querida cuñada, pero deje de trasladarse en textos y véngase pronto con mi hermanito ymi sobrina.

Mariana Vega dijo...

Que bueno tu relato sobre los OVNIS y la Sabana. Me hiciste recordar a uno de nuestros primeros programas de radio en donde entrevistamos a Roberto. Genial!!! Besos

Morelia Morillo dijo...

Hola Marianex,

Gracias por seguir tan cerca el blog y por tu comentario. Te cuento que por acá muchos recuerdan -con nostalgia- tanto ese como otros de nuestros programas. Saludos,
More

Adriana Díaz Guillén dijo...

More... por favor algún día escribe una crónica sobre la tecla equivocada, la seriedad con la que escuchamos ese relato y el posterior ataque de risa cuando pudimos... Te quiero mucho y me encanta leerte

andreina mujica dijo...

La tecla equivocada y la verdadera historia de Anato Rojas. Jajajaja, besos infinitos desde Paris.

Walessa dijo...

More, por unos minutos me sentí dentro de la fotografía y detallando cada destello de luz, me transporte... Excelente! Un abrazo a todos. Se les quiere!

Morelia Morillo dijo...

Hola Walessita,

Gracias por leer. Es bueno y bonito saber que viajas a la Sabana tomada de mi mano.

Un abrazo,

mary luz perez dijo...

que bueno leer estos relatos, excelentes para conocer un poquito mas de esas tierras y su gente. en agosto visitare Santa Elena¡¡¡¡ y tus relatos me hacen desear estar allá¡¡¡¡

Morelia Morillo dijo...

Mary Luz

Gracias por leer, es bueno saber que estos relatos sirven para acercar a mis lectores a la Sabana.

Morelia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...