Gran Sabana no postal

Mi madre siempre dice que vivo "en el fin del mundo". Yo vivo en la Gran Sabana, en el sureste extremo de Venezuela, en un sitio tan distante
y tan distinto que hasta se me ocurrió quedarme a vivir. Los invito a conocer esa Sabana que experimento en mi cotianidad: la Gran Sabana no postal.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Con palos, comunidad de Santa Elena se defiende los saqueadores

Al final de la tarde, una nota del alcalde, Manuel De Jesús Vallés, llamó a toda la comunidad a congregarse en las Cuatro Esquinas para defender a Santa Elena de los extraños de conductas que no son propias de los santaeleneros. Fotografía: Morelia Morillo

Esta historia la publicamos al instante en ElPitazo.com

Desde las once y media mañana, en Santa Elena de Uairén se vive una batalla. Por un lado los saqueadores y por el otro los vecinos y los comerciantes tratando de defenderse.

En tres horas, los forasteros, y algunos pocos lugareños, ya entraron en seis locales, uno de ellos un abasto, los demás tiendas de ropa y tecnología.

En las calles, los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) son pocos. Aparentemente, un número (no precisado) de uniformados fue enviado para reforzar el control de los desórdenes en otros municipios del estado Bolívar; pasadas la una de la tarde, recibieron el apoyo de un contingente de soldados del Escuadrón de Caballería Motorizada 5102 Escamoto perteneciente al Fuerte Roraima que llegó a bordo de un vehículo Tiuna.

Santa Elena de Uairén es la última localidad venezolana de cara al Brasil, en el sureste profundo de Venezuela; un pueblo tranquilo que se ha transformado en la medida en que la crisis del país ha avanzado hacia los sitios más remotos. En los últimos 18 años, en Santa Elena se han instalado alrededor de 18 invasiones; ahora, prolifera la minería ilegal, el contrabando de combustible, el canje callejero de la moneda, la prostitución y la delincuencia.

Gilmer Poma, presidente de la Cámara de Comercio de Gran Sabana, comentó que "no hay suficiente cantidad de efectivos que pueda parar esta ola delincuencial".

Relató que los saqueadores arrasaron con  la venta de víveres Yor Bellorín, en la calle Roscio, intentaron entrar a uno de los supermercados chinos y luego vaciaron una tienda de ropa en la calle Bolívar frente al Parque Ferial, una de tecnología y accesorios y una de prendas íntimas. También intentaron entrar en el CC Pasaje Morales, pero los comerciantes los repelieron. 

Yoryina Bellorín, propietaria del local, dijo que quienes entraron se llevaron carne, pollo, pescado y dinero, pero dejaron los víveres secos y las verduras.

Mientras hombres desconocidos recorrían las calles comerciales en motos a toda velocidad, los comerciantes y quienes habitan en la localidad se hacían con palos, bates y barricadas.

Confidencialmente, quienes presenciaron los hechos aseguraron que los saqueadores son casi todos de Caño Amarillo, una invasión que en el año 2011 se apoderó de un morichal perteneciente a la comunidad indígena de Sampai, que colinda con Santa Elena por el  extremo este.

Sin embargo, al final de la tarde, se conoció que las autoridades y comunidades organizadas allanaron varios hoteles de paso en el centro dando con algunos de los involucrados y mercancías.


En el sector Brisas del Uairén, a dos kilómetros del comercio, los vecinos cerraron el paso mediante barricadas ante el rumor de que saquearían los dos supermercados chinos ubicados en la zona. "A nosotros no nos van a  dejar sin comida", dijo Elena Caro, vocera del Consejo Comunal.

Nota de voz
Al final de la tarde, una nota del alcalde, Manuel De Jesús Vallés, llamó a toda la comunidad a congregarse en las Cuatro Esquinas para defender a Santa Elena de los extraños de conductas que no son propias de los santaeleneros. 

Las Cuatro Esquinas es el cruce de calles que constituye el ombligo de la capital mestiza en la Gran Sabana, el territorio ancestral del pueblo indígena pemón.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...